Ayrton Senna, la vida de una leyenda: Era McLaren, 3 títulos

Por Javier Prieto.

 

Capítulo VIII

 

Después de tres años (1985-1987) con Lotus, Ayrton Senna no había podido luchar por el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, donde solo obtuvo como mejor resultado un tercer puesto en la Clasificación General. Sin embargo, durante la última temporada con Lotus entabló una buena relación con Honda, suministrador de motores que le acompañaría en su salto a McLaren. Allí le esperaba Alain Prost, bicampeón del mundo (1985, 1986), en su nueva escudería de Woking. El brasileño supo desde el principio que el francés, piloto oficial de la formación inglesa desde 1984, sería un rival muy duro puesto que llegaba para derrocar al jefe de la formación y favorito.

 

Estoril, Portugal.
19-21 September 1986.
(L-R) Championship contenders Ayrton Senna (Team Lotus), Alain Prost (McLaren TAG Porsche), Nigel Mansell and Nelson Piquet (both Williams Honda).
Ref-86 POR 11.
World Copyright – LAT Photographic

 

 

1988: Debut en McLaren y primer título

Manejando el mejor monoplaza de la parrilla, el McLaren MP4/4, la temporada se convirtió en un duelo entre Senna y Prost. De hecho, los bólidos rojos y blancos ganaron 15 de las 16 carreras de 1988, solo fallando en el Gran Premio de Gran Bretaña. Desde el principio, el paulista se mostró muy rápido, sumando una pole tras otra. Y los roces con el europeo no tardaron en llegar.

La dura lucha entre ellos dos se fue transformando en una rivalidad (demasiado) intensa. Cada cita se disputaba como si fuera la más importante de la vida. Y así se llegó a la última y definitiva prueba de 1988, el Gran Premio de Japón. Senna debía ganar para alzarse con el trofeo anual en el Autódromo de Suzuka.

Arrancó desde la pole position, pero el auto se detuvo. Logró reiniciar la marcha gracias a una leve pendiente descendiente, aunque para entonces le habían superado muchos rivales. Entonces inició una persecución y remontada asombrosa que le llevaron a cruzar la meta en primero.

El sueño de aquel niño que con cuatro años ya manejaba un kart fabricado por su padre en las calles de Sao Paulo, se había hecho realidad. Durante el curso Ayrton Senna partió 13 veces desde la primera plaza de la parrilla, por solo dos de Alain Prost y una Gerhard Berger, demostrando ser el más rápido a una vuelta. Además sumó ocho victorias (San Marino, Canadá, Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, Hungría, Bélgica y Japón), una más que Prost. Acabó con 90 puntos, tres por encima de su adversario francés.

1989: Subcampeón y triunfo polémico de Alain Prost

Al curso siguiente los protagonistas y máximos aspirantes al Campeonato fueron nuevamente Ayrton Senna y Alain Prost. Su nuevo monoplaza, el McLaren MP4/5, se adjudicó 10 de los 16 Grandes Premios de 1989.

La relación entre los dos compañeros y enemigos había superado el ámbito profesional para invadir el espacio personal. Ni tan siquiera se saludaban y el odio entre ellos resultaba evidente. Esta guerra civil desestabilizó la escudería (McLaren) mientras su director, Ron Dennis, se mostraba incapaz de apagar el ‘fuego’. La tensión alcanzó niveles insoportables. Por los caprichos del destino, se llegó otra vez al Gran Premio de Japón con el título en juego. Prost sabía que si Senna no sumaba ningún punto, él conquistaría instantáneamente la tercera corona. Y eso fue lo que sucedió. Durante la carrera, Ayrton Senna trató de adelantar a Prost y éste le cerró el paso. Los dos pilotos terminaron fuera de la pista. El francés quedó eliminado, pero no así el brasileño regresó a boxes para reparar su bólido. Igual que en 1987, la pista de Suzuka fue el escenario de una remontada magistral del paulista, quien se llevó la victoria en un principio.

Tras la intervención del presidente de la FISA y FIA, Jean Marie Balestre, compatriota y amigo de Alain, Senna fue descalificado. De ese modo tan poco deportivo el Mundial fue a parar a las vitrinas de Prost. Ayrton, profundamente afectado por lo acontecido, estuvo a punto de abandonar la Fórmula 1.

El genio brasileiro, con 13 pole positions frente a las dos de Prost, volvió a reivindicarse como el corredor más talentoso contra el cronómetro. Además venció seis Grandes Premios (San Marino, Mónaco, México, Alemania, Bélgica y España) frente a los cuatro de Alain. Sin embargo, el astro sudamericano finalizó el Campeonato segundo al adjudicarse 60 puntos, 16 menos que el europeo.

1990: Segunda corona y ‘revancha’ de Senna

Después de dos años luchando en McLaren con Ayrton Senna, Alain Prost fichó por Ferrari en 1990. Sin embargo, a pesar de su marcha a la mítica escudería de Maranello, el azar le volvió a unir con el sudamericano en la batalla por el máximo trofeo. El brasileño y el francés ya no compartían box, pero sí un mismo objetivo: el Mundial.

Por tercer curso consecutivo el campeón se decidió en la pista nipona de Suzuka. Senna, que no había olvidado la colisión de Prost contra él un año antes, decidió tomarse la revancha. En la primera curva chocó con su McLaren MP4/5B contra el Ferrari 641 y los dos quedaron fuera de la carrera.

La segunda corona viajó rumbo a Sao Paulo (Brasil) de un modo poco deportivo. Se había consumado la venganza. Senna firmó seis triunfos (Estados Unidos, Mónaco, Bélgica, Canadá, Alemania e Italia) y dos segundas posiciones (Hungría y Portugal). La hoja de servicios del paulista se completó con 10 pole postions. Hacía tiempo que todos en el paddock sabían que Ayrton Senna estaba considerado el más rápido los sábados y un contrincante temible los domingos.

 

Fuente: https://bit.ly/2rfVge3

 

1991: Tricampeón y mito mundial

En la cuarta temporada con McLaren y octava en la Fórmula 1, Ayrton Senna comenzó muy fuerte y confiado. De hecho, ganó las cinco primeras carreras del certamen (Estados Unidos, Brasil –muy emotivo por ser el primer triunfo ante sus compatriotas-, San Marino, Mónaco y Canadá). Nadie dudaba de que volaba camino del tercer título Campeonato del Mundo manejando su McLaren MP4/6. Con Alain Prost apartado de la lucha por culpa del Ferrari 640, nada competitivo, Nigel Mansell apareció como el adversario a batir.

El simpático británico que no había comenzado bien la temporada, se favoreció del gran rendimiento tecnológico de los Williams FW14 y FW14B para brillar. Venció en cuatro Grandes Premios, pero se quedó a las puertas de la gloria que se llevó el brasileño.

Ayrton Senna se proclamó tricampeón del Mundo de Fórmula 1, agrandando aún más su mito. Partió ocho veces desde la primera posición, exhibiendo una gran superioridad en clasificación y venciendo en ocho citas (las cinco anteriores más Hungría, Bélgica y Australia). Sumó un total de 96 puntos, 24 más que el bigotudo inglés.

 

Monte Carlo, Monaco, 9th – 12th May 1991, RD4.
2nd placed driver Nigel Mansell on the podium with winner Ayrton Senna and 3rd placed Jean Alesi. Portrait. Podium.
Photo: LAT Photographic/Williams F1. Ref: 1991williams01

 

 

Fuente: YouTube. https://youtu.be/esfRhf5hxJc

 

 

Leer capítulos anteriores:

Capítulo I: Ayrton Senna, la vida de una leyenda

Capítulo II: Ayrton Senna, la vida de una leyenda: Primer Kart

Capítulo III: Ayrton Senna, la vida de una leyenda: El Karting oficial

Capítulo IV: Ayrton Senna, la vida de una leyenda: Campeón de Karting

Capítulo V: Ayrton Senna, la vida de una leyenda: El Mundial de Karting

Capítulo VI: Ayrton Senna, la vida de una leyenda: La Fórmula Ford británica

Capítulo VII: Ayrton Senna, la vida de una leyenda: Debut en la Fórmula 1

 

468

MotorSports360

Inscríbete a nuestra Newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias que harán correr tu adrenalina.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This