La cultura del automovilismo en México hoy en día.

 

A principios del siglo XIX empezaron a llegar ‘carretas sin caballos’ a México alcanzando una considerable cantidad de estos, y sus evoluciones, circulando por nuestras calles y avenidas hacia los años treintas y cuarentas. Sin embargo fue hasta mediados del siglo que nos convertimos en un importante protagonista en el automovilismo deportivo mundial al organizar, el gobierno, la Carrera Panamericana de 1950 a ’54 incrementándose por esto la cultura del automovilísmo de manera importante. Después, en los sesentas, con los míticos Hrnos. Rodríguez (y Moisés Solana también) y con los grandes premios de México de la primera época en la pista de la ciudad deportiva se reafirmó esa tradición y conocimientos del público en general apareciendo grandes aficionados y expertos en el tema. Pero posteriormente, tras la cancelación de la carrera Panamericana, el doloroso deceso de Ricardo, Pedro y Moisés y la suspensión de la F-1 se perdió casi por completo ese interés por veinticinco largos años. Fue hasta que los seriales nacionales resurgieron y a que corrió nuevamente un mexicano en la F-1, Héctor A. Rebaque de 1977 a ’81, y los GP’s de la segunda época de ’86 a ’92, también en la Ciudad de México, que se recuperó buena parte ese interés.

Más adelante fue el popular piloto Adrián Fernández, gran motivador del automovilismo, y varios otros talentosos pilotos mexicanos que participando en seriales mexicanos e internacionales coadyuvaron a crecer esta afición, así como la Carrera Panamericana en su nueva versión, el Rally mundial del WRC y el Chihuahua Express.

Gabriel Pérez y Angélica Fuentes

Hasta nuestros días, con el regreso de la máxima categoría al Hermanos Rodríguez y la participación de Sergio, Checo, Pérez y Esteban Gutiérrez y del importantísimo apoyo de la ‘escalera de pilotos’ Telmex.
Sin embargo esto no se refleja directamente en el conocimiento de la ciudadanía por el automovilismo ya que se estima que sólo el 26.78% sabe conducir y únicamente el 19.56% posee un automóvil (aunque no existen cifras oficiales). Números y proporciones que en Europa y en los EE UU son prácticamente al revés.
Por otro lado, en años recientes, nuestro país ha avanzado como armador de autos y fabricante de partes hasta el importante sexto lugar global diseñando y produciendo incluso el auto de los poblanos Mastretta y el Vühl de los capitalinos Echeverría. Considero que México, además de estas dos marcas deportivas debería de diseñar y construir un auto popular para venta masiva incluso en países en desarrollo como Centroamérica.


Claro, en Europa ya legislaron que, a partir del 2040, sólo puedan circular autos eléctricos. Este sería benéfico implementarlo en México con la problemática de la insuficiente generación de electricidad, por el momento. Pero podríamos concluir que, tras Brasil y Argentina, en México contamos con una importante cultura del automovilismo en México hoy en día.

468

MotorSports360

Inscríbete a nuestra Newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias que harán correr tu adrenalina.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This